jueves 14 diciembre, 2017
Home / Salud / Siendo Coach / ¿Qué hay en juego cuando compites?

¿Qué hay en juego cuando compites?

El análisis de Martín Montequín sobre los factores de la mente que influyen en una competencia.

Esta es una pregunta que siempre realizo en un proceso de coaching. La intención es saber qué juicio hay detrás de esto. O mejor dicho, para saber qué piensas tú de la competencia. Parándonos en ese lugar, podremos entender mucho más sobre ti y cómo te sientes en relación a los torneos.

Si compites y lo usas como una forma de crear una imagen tuya en relación a los otros, saldrán a la luz las peores formas de la naturaleza humana. Al decir peores me refiero que se manifiestan tus miedos e inseguridades. Si tienes la creencia que tu derrota en un WOD puede significar que eres menos persona que tu rival, es obvio que vas a estar molesto contigo mismo por haber obtenido ese resultado. Pero… ¿qué pasa cuando estas molesto contigo? Te lo digo: te pondrás tensionado, nervioso, confuso, inseguro y, en consecuencia, te será casi imposible jugar a tu más alto nivel.

Tranquilo, es normal que no lo veas al principio, sé que suena difícil de entender. Mejor te invito a mirarlo desde este lado: ¿cómo te sentirías si en la competición no estuviese en juego tu imagen?

Existe una creencia generalizada, aunque pocos la reconozcan, que el respeto por ti mismo depende de lo bueno que sea tu performance en relación a tu competidor directo.

Reflexionando me doy cuenta que el deseo de ganar no es más que el ego queriendo entrar en escena, entonces me pregunto, ¿existe una motivación por ganar que no esté sostenida por el ego? ¿existe una forma de ganar que esté libre de las frustraciones y miedos que siempre le siguen? ¿Hay que relacionar siempre la victoria con “viste, soy mejor que vos”?  (No vale decir que “si, para superarme a mí mismo”, porque a la larga todos dicen que da mayor satisfacción quedar primero que ultimo)

Con esto quiero decir que enfocar la victoria al “soy mejor que vos” te lleva a un campo en el que no eres dueño de tus acciones. Si estás enfocado en esto significa que para que tú subas tienes que tirar a alguien hacia abajo. Creer esto te hará sentir culpable. Lo he visto y he comprobado que le ocurre a muchos atletas, casualmente cuando están por derrotar a uno mejor que ellos.

Hay una diferencia que es bueno que conozcas y es la diferencia entre preocuparse por ganar y preocuparse por realizar el máximo esfuerzo para ganar. Aunque parece que no hay diferencia, intentaré explicarte lo que creo de esto. Poner tu atención solo en ganar te hace estar pendiente de algo que no puedes controlar. Si observas la parte exterior del juego, que ganes o pierdas depende exclusivamente del talento de tu oponente, por lo tanto, querer controlar lo que hace el otro te pone en una situación emocional de ansiedad que sabes que no podrás gestionar.

Ahora bien, realizar el máximo esfuerzo por ganar viene de tu parte más íntima, de la concentración, confianza y compromiso por superar obstáculos. Es difícil sentir ansiedad por algo que si puedes controlar, ser consciente de que te estás enfocando a fondo mantiene tu energía orientada a ganar.

Por eso, te invito a que observes donde está tu foco, abandona el control de lo exterior y mantente centrado en lo que ocurre dentro de ti, ahí está la verdadera victoria.

Artículo escrito por SiendoCoach para REVISTA 21-15-9

Sobre Martin Montequin

Crossfitter. Coach certificado por la Escuela Internacional de Coaching. Mi misión es mejorar el performance del atleta trabajando su dominio humano.

Quizas te interese:

¿Quien ganará? Víctima vs. Protagonista

No importa si has perdido o has ganado, lo que importa es tu interpretación de lo que pasó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *