Home / Games / Polémica reacción argentina en “Open Cross PY”

Polémica reacción argentina en “Open Cross PY”

Atletas argentinos participaron de una tensa situación en el evento paraguayo.

Captura 2
Participantes argentinos separando en la disputa

El pasado fin de semana (22 y 23 de agosto) se llevó a cabo en Asunción la sexta edición del reconocido evento “Open Cross PY”. El torneo realizado con el apoyo de grandes marcas internacionales, contó ademas con la banca de la Secretaría Nacional de Deportes de Paraguay y con la participación de más de 500 deportistas provenientes de la tierra del país organizador, Argentina, Chile y Brasil.

En lo que fueron dos días llenos de WODs y música para los oidos al ritmo de bumpers, kettlebells y palabras de aliento, nuestros abanderados argentinos se terminaron quedando con la mayoría de los puestos de la máxima categoría.

  • Mirá las posiciones haciendo click acá

Sin embargo, antes de que todos estos triunfos dejen (nuevamente) al CrossFit argentino en lo más alto de un torneo regional, nuestra participación quedó empañada por uno de los conjuntos de CrossFit Tuluka.
Las destacables actuaciones de Sebastián Calabró y Mauro Acevedo, que los habían llevado a quedar en la primera y cuarta posición de los dos primeros WODs, se vio completamente opacada cuando el último de los dos participantes reaccionó de manera un tanto violenta ante Ever Cáceres, el juez de turno a su disposición.

Según fuentes oficiales, Ever dio como “no rep” varias de las repeticiones ejecutadas por Mauro donde según su punto de vista no rompía el paralelo, despegaba el talón del piso o no llegaba a extenderse por completo. El constante rechazo y la adrenalina del momento llevó al argentino a un enojo extremo donde, tal como se ve en la mitad del video, agarró un disco y lo arrojó demostrando su calentura.
En la corrida final y de una manera más civilizada Sebastián le discutió con palabras respecto a lo sucedido. Pero segundos después la polémica paso a mayores.

Captura 1
Acevedo increpa al Juez mientras Calabró busca separarlos

Una vez cruzada la meta y fuera de si, Mauro se acercó al juez, lo tomó de la remera y lo empujó hacia atrás al mismo tiempo que lo insultaba, lo invitaba a pelear y Calabró lo tranquilizaba. En ese preciso momento la gente comenzó a ingresar al campo de juego con el fin de distanciar a las personas y evitar que la violencia ya generada pase a mayores. Pero los bandos no quedaron completamente divididos hasta que Alfredo Haas apareció por detrás de un muchacho y lo corrió de su camino para llegar a la meta. Inmediatamente se dio vuelta y víctima de la adrenalina del momento lo increpó por su presencia en el camino. Consecuentemente la legión argentina se vio obligada a separar a los presentes con más énfasis.

“Todos afuera, todo el mundo afuera. (…) ¡Seguridad! ¡Seguridad!” gritaba Daniela Santarelli, la organizadora, entretanto expulsaba a los infiltrados en la arena y los competidores de otros equipos seguían haciendo lo que realmente habían ido a hacer: CrossFit.
A pesar de la reacción de algunos, es resaltable la respuesta de otros que buscaron la forma de encontrar la paz entre el alboroto producido.

Rápidamente la comunidad argentina se reunió entre sí para defender a su compatriota, de la misma manera que lo hizo la paraguaya para apoyar al juez que estaba haciendo su trabajo.

Según personas del box con sede principal en Palermo que estaban allí mientras todo sucedía, lo que pasó fue consecuencia del mal trato que venían teniendo los argentinos por parte de los paraguayos. Sin embargo, se pudo hablar con atletas de otros boxes que negaron que eso haya pasado y resaltaron la cálida recepción que tuvieron en el país vecino. Además, una integrante del staff de jueces que provenía del interior del país quiso dejar bien en claro que “no hay que meter a todos en la misma bolsa”.
“Lo que pasó es lamentable pero más aún lo es que todos los argentinos quedemos involucrados por culpa de una persona que no se pudo controlar”, añadió.

Por suerte no todo lo sucedido es para el repudio ya que Emiliano Weiss también se enojó con uno de los jueces pero en menor medida. No obstante, una vez disminuidas las revoluciones propias de la situación, el atleta de Tropa -3º junto a Scarafia- reconoció su error y procedió a solicitar las disculpas pertinentes.

Dolida por lo ocurrido, Daniela Santarelli le aseguró a Revista 21-15-9: “Al termino de todo el lio ninguno de los dos atletas se acercó a la organización o al juez a pedirle diculpas”. “Es la primera vez que nos pasa, por lo menos a ese punto” sentenció.

Finalmente, el equipo de Tuluka quedó descalificado. Consecuente a esto terminó el torneo en última posición.

https://www.facebook.com/veintiunoquincenueve/videos/1624747804465608/

Sobre Simon Bermatov

Jóven emprendedor. Meticuloso, polifacético y deportista. Amante de la actividad física en general, la comunicación y la música.

Quizas te interese:

CONFIRMADO: Fecha y lugar de los 28 CrossFit Sanctionals de 2020

La organización hizo público su calendario competitivo para la próxima temporada y ratificó que el circuito se llevará a cabo en 21 países diferentes.

3 comentarios

  1. En el ultimo vídeo se ve que no rompe el paralelo. Esto va a dificultar el voluntariado de jueces en el futuro ya que no es fácil ser juez y menos con atletas como estos,
    Saludos

  2. Juan

    La papota les hace mal al cerebro, claramente.

  3. Pablo

    se ve como no rompe el paralelo ni extiende, muy lamentable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *