2015: ¿Un año positivo? | Revista 21-15-9

2015: ¿Un año positivo?

Ya pasaron 223 días desde aquel estruendo en el cielo que nos marcaba, seguido por un brindis, el comienzo de un nuevo año. La felicidad, acompañada por sonrisas, abrazos y festejos, sentenciaba al mismo tiempo el inicio de una nueva temporada.
Promesas, objetivos y estrategias asomaban por la boca de muchos crossfitters, que al día de hoy, asegurarían no estar en la situación anhelada consecuente a los resultados positivos en sus pruebas de dopaje.

Dopping“Promover la salud, la seguridad y el bienestar de los atletas que compiten y que representan CrossFit®”. Así reza uno de los fragmentos del reglamento oficial del deporte que aceptan y firman, virtualmente, todos los atletas que se anotan en una competencia oficial organizada por HQ.
El artículo a su vez advierte que “todos los atletas registrados están sujetos a pruebas de sustancias prohibidas en cualquier momento del año, incluyendo las pruebas sin previo aviso fuera de temporada”. Sin embargo, este régimen se impuso a lo largo del 2014, por lo que hasta el 2013 cualquier atleta de elite se sometía a dichas evaluaciones sólo durante los Games.

Si bien las sustancias prohibidas son enumeradas y establecidas por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) es propiamente CrossFit, a través de la National Center for Drug Free Sport, quien ejecuta los tests y penaliza según lo percibido, que en esta ocasíon y sólo en lo que va del año se cargó cuatro “víctimas”.

La N.C.D.F.S. también pone a prueba a los profesionales de la NBA (básquet), NFL (fútbol americano), NCAA (liga universitaria y deportiva de Estados Unidos), PGA Tour (golf), y más.

Ryan Fischer
Ryan Fischer

El caso de Ryan Fischer fue el primero de todos. El atleta de California del Sur no respondió los comunicados de la Agencia ni se reportó cuando la misma se lo solicitó, razón por la cual fue automáticamente suspendido e inhabilitado a competir por un año.
Para Richard Bohlken el lapso de penalización fue el mismo pero la cuestión distinta. La historia del ex baseballista se hizo popular al dar una respuesta oficial ante las cámaras donde llegó a explicar que su caso se debía a una “contaminación cruzada”.

Tanto Ryan como Richard fueron juzgados y sancionados fuera de competencia. Los dos casos restantes, el de Steve Pinkerton y Elia Navarro, sucedieron durante los regionales.

El 17 de mayo de 2015, Pinkerton entregó a las autoridades muestras de orina que no pasaron la prueba. En ella se encontraron restos de reconocidos anti-estrógenos como Anastrozol y Letrozol así como también 19-norandrosterona, un derivado de la Nandrolona que es un esteroide anabólico que a su vez estimula la producción de testosterona.
Tanto los anti-estrógenos como los agentes anabólicos son sustancias prohibidas por el reglamento, incluso hasta siendo prescriptas por un profesional como parte de un tratamiento.
De todos modos, Pinkerton no apeló el fallo, por lo que su sanción se extenderá hasta el Open del 2018.

Elia Navarro
Elia Navarro

Mismo sendero el que camino Elia Navarro-Garcia el 31 de mayo del corriente año en el super regional del meridiano, que al hacer entrega de su orina se vio perjudicada por Oxandrolona, otro anabólico prohibido por la W.A.D.A..
La española no habló ante las cámaras pero pidió disculpas y dio una explicación en su página web.

Lejos de justificarse sólo intento “aclarar algunas cosas sobre lo sucedido”.

En septiembre del 2014 sufrí una grave lesión de espalda, me fracturé la vértebra D11 y los médicos, al realizar una valoración inicial, me advirtieron de la posibilidad de no poder volver a competir. Debido a la lesión visité a diferentes médicos especialistas y se optó finalmente por un tratamiento conservador con corset y medicación acorde.
Durante el periodo de convalecencia, me recomendaron que tomara oxandrolona para acelerar y asegurar la curación de la fractura en la D11 que tuve tras la caída. Rechacé la prescripción y decidí seguir el tratamiento convencional que venía realizando.
(…)
Al finalizar el Open empecé a sentir molestias en la zona de la fractura, (…) por lo que decidí única y exclusivamente, solamente bajo mi conocimiento y criterio y por miedo a una recaída, administrarme en dosis terapéuticas lo recomendado por el médico deportivo anteriormente.
Está claro que fue una decisión equivocada e impulsiva, pero que tomé de forma preventiva teniendo en cuenta que podría verse afectada mi salud nuevamente y alejarme de las competiciones durante un período más largo de tiempo. Frente a la comunicación de los resultados del test decido no apelar porque tengo motivos de peso por lo que lo hice, y asumo mi responsabilidad por haberlo hecho de esa manera.

En lo que va del año ya se han registrado el doble de casos sentenciados en 2014, por lo que para el dopaje, la temporada arroja un balance cuatro veces ‘positivo’.

Quizas te interese:

RICH FRONING 21.2 CROSSFIT

RICH FRONING 21.2 CROSSFIT OPEN WORKOUT

Paso el Crossfit Workout 21.2 para en atleta Rich Fronning. Miralo en 21quince9