Disculpas públicas, pensamientos privados | Revista 21-15-9

Disculpas públicas, pensamientos privados

Tras la polémica, Greg Glassman se disculpó en Twitter. Pero días después se filtró un audio de una conversación privada en la que remarcaba la postura demostrada en la red social.

Todo marchaba acorde a lo planeado. A pesar del contexto vertiginoso que la acechaba, la empresa se mantenía estable y en su postura. Pero el sábado 6 de junio por la noche, un Tweet de Greg Glassman -CEO y fundador de CrossFit- hizo que la polémica estallara. Luego, una respuesta privada via mail avivó el incendio que recién comenzaba a gestarse.

• ¿Cómo empezó todo? Bien, las primeras chispas saltaron cuando la mente maestra de la disciplina respondió un tweet mediante el cual el Instituto de Medición y Evaluación para la Salud condenaba el racismo con la frase “Floyd-19”. Por la masividad de la red, la respuesta de la comunidad fue inmediata.

Ante el estallido por la polémica, también se viralizó un mail previo al tweet en el que Alyssa Royse -dueña de un box afiliado por más de nueve años- era insultada por Greg Glassman y le decía lo siguiente: “Estás delirando (…) Sinceramente creo que la cuarentena ha afectado tu salud mental”. Asimismo, agregaba: Estoy avergonzado de ti“.

• Te puede interesar: El mail de Glassman que desató la polémica

Como consecuencia, miles de boxes comenzaron a solicitar la baja de la afiliación a CrossFit, más de una docena de Sanctionals decidieron suspender sus actividades como competencias oficiales y casi cincuenta marcas culminaron sus negociaciones con CrossFit, llegando a gestar pérdidas de casi diez millones de dólares de cara al próximo año.

Y mientras su propio imperio se derrumbaba, Greg volvía a hacer uso de la red del pajarito para pedir disculpas.

• Te puede interesar: Las disculpas de Greg Glassman

No obstante, tras la publicación de los tweets a modo de explicación o arrepentimiento, un audio de una conversación de Zoom entre Greg Glassman y un dueño de un box afiliado del cual se preservó su identidad vio la luz.

En el archivo, que fue publicado por BuzzFeed, el creador de CrossFit decía lo siguiente: “No estamos de luto por George Floyd. No creo que yo ni ninguno de mis empleados lo estén“. Además, le preguntaba esto al muchacho que cuestionaba la postura de su marca: “¿Puedes decirme por qué debería llorar por él? Aparte de eso, de que ‘es lo que hay que hacer’, aparte de eso, dame otra razón“.

Durante la misma llamada, Glassman también cuestionó la legitimidad de las protestas que se habían apoderado de los Estados Unidos en las tres semanas posteriores a la muerte de Floyd. “¿Se han llamado a la acción? Quemar la ciudad, ¿es esa la acción? Destrucción de negocios de propiedad de minorías y negros, ¿es esa la acción?“, le preguntó el ex-CEO a su afiliado, quien mientras tanto intentaba explicar lo que los miembros de su gimnasio habían estado haciendo para ayudar a la comunidad después de las noches de saqueos y protestas.

Preferiría un juicio contra un asesino en lugar de quemar la ciudad. Creo que la ley tiene una mejor respuesta“, respondió Greg.

A lo largo de la charla, que duró más de una hora, Glassman también compartió su visión sobre el COVID-19. “Los chinos dejaron que este virus saliera del laboratorio, y eso sí sucedió”, dijo.

Mike Young, propietario de un gimnasio que estuvo afiliado por más de diez años en Morrisville, Carolina del Norte, también estuvo en la llamada. “Estaba entusiasmado por hablar con Greg, por conocer a este tipo que probablemente haya sido mi mayor influencia. Pero de repente todo se convirtió en una mierda, realmente. Piensa en teoría de la conspiración tras teoría de la conspiración. Estaba en Zoom frente a la pantalla pensando: ‘¿Esto está pasando? ¿Qué está diciendo este señor? Fue simplemente un hecho surrealista“, declaró al respecto.

Antes de culminar sus declaraciones, agregó: “El tweet estuvo mal, fue insensible. Pero como persona que estuvo en esa llamada, entiendo que no es nada comparado a lo que dijo en privado“.

Cabe destacar que en la misma comunicación Glassman se refirió al correo enviado a Alissa Royse: “es horrible llamar racista a alguien cuando no tienes evidencia. Cuando no hay nada que sugiera algo así. Y eso es lo que ella me hizo. Entonces le respondí con un ‘jodete’ (NdR: interpretación formal del f*ck you).

Luego de que el tweet, el mail y el audio vieran la luz, Greg Glassman decidió renunciar a su puesto de CEO y retirarse de la actividad profesional.

Disculpas públicas, pensamientos privados | Revista 21-15-9Disculpas públicas, pensamientos privados | Revista 21-15-9Disculpas públicas, pensamientos privados | Revista 21-15-9Disculpas públicas, pensamientos privados | Revista 21-15-9Disculpas públicas, pensamientos privados | Revista 21-15-9Disculpas públicas, pensamientos privados | Revista 21-15-9

Disculpas públicas, pensamientos privados | Revista 21-15-9Disculpas públicas, pensamientos privados | Revista 21-15-9Disculpas públicas, pensamientos privados | Revista 21-15-9

Disculpas públicas, pensamientos privados | Revista 21-15-9Disculpas públicas, pensamientos privados | Revista 21-15-9Disculpas públicas, pensamientos privados | Revista 21-15-9

Quizas te interese:

Dave Castro como CEO: el mail que envió a los afiliados y sus primeras decisiones | Revista 21-15-9

Dave Castro como CEO: el mail que envió a los afiliados y sus primeras decisiones

El nuevo Director Ejecutivo de CrossFit decidió acercarse a los boxes oficiales via mail para sentar las bases de sus próximas decisiones y buscar la unión de la comunidad de cara al nuevo proceso.