Home / Atletas / Jason Khalipa: “Cerré un capítulo en mi vida”

Jason Khalipa: “Cerré un capítulo en mi vida”

En exclusiva para REVISTA 21-15-9, Jason Khalipa habló sobre sus días en el hospital y su preparación de cara al futuro.


El 2016 no fue un año más para Jason Khalipa. La inesperada noticia sobre la situación de su hija obligó al “oso de California” a tomar decisiones que lo alejaron por completo del CrossFit competitivo. Súbitamente, sus jornadas dejaron de tener dos turnos de entrenamiento para pasar a estar compuestas por eternas visitas al hospital y largos e invasivos estudios en los que tuvo que acompañar a Ava, la menor de la familia.

A sus cortos cuatro años de vida, esta pequeña fue diagnosticada con leucemia. Sin dudarlo, Jason se alejó del box, de su casa y de todo lo que podía robar su atención para concentrarse por completo en el bienestar de sus hijos y esposa. Se instaló en el hospital y se puso a completa disposición de su gente, no sólo manteniéndolos unidos sino imponiendo una actitud sumamente positiva que meses más tarde resultaría en una realidad más llevadera para todos.

Una vez superadas las primeras semanas, esas de mayor incertidumbre y ocupación, el campeón de los Games en 2008 pudo comenzar a entrenar de modo recreativo. Las autoridades de la clínica le permitieron instalar una máquina en el estacionamiento y junto a su entrenador, Chris Hinshaw, buscó mantener su condición física con ejercicios aeróbicos y WODs de complejidad baja. Fue en ese contexto donde llegó a utilizar la baranda de un auditorio para realizar un falso “ring row”, sentadillas y flexiones. Si su hija podía seguir luchando, el también podía hacerlo. Darse por vencido no era una opción. De hecho, ni se le pasaba por la cabeza.

Desde pequeño, Jason logró finalizar todo lo que se propuso. Según una entrevista que le brindó a la revista Men’s Fitness, cumplir objetivos no es algo que lo intimide. Previo a convertirse en The Fittest Man on Earth en 2008 y abrir su propio box, tuvo un sólo trabajo en un gimnasio. Previo a casarse con Ashley, tuvo una sola relación en la secundaria. Y fue con la misma mujer.

Con esa ambición por alcanzar las metas, Khalipa comenzó una campaña de concientización y co-produjo una edición limitada de barras para niños, cuya ganancia se donó a las organizaciones sin fin de lucro que buscar encontrarle una solución acelerada a la enfermedad de su hija. Al mismo tiempo y con la situación avanzando de manera positiva, Jason dio sus primeros pasos en el Jiu-Jitsu. ¿El resultado? Debut y campeonato en su primera participación en un torneo.

https://www.instagram.com/p/BL9OCz4FtVZ/

Dar con esta personalidad destacada del deporte y la autosuperación no fue fácil, pero aplicando sus métodos y sin bajar los brazos logré ponerme en contacto. Tras una serie de mensajes, Jason accedió a dar “una breve entrevista” días después de confirmar su regreso al CrossFit competitivo, donde debutó en The Wodapalooza finalizando en el puesto número 12. En un inglés acelerado pero sintiendo su típica sonrisa al otro lado del teléfono, Jason se prestó a responder una serie de preguntas vinculadas a su pasado, presente y futuro. Ya sentado en su oficina y visitando el hospital de manera menos frecuente, aseguró que “se siente más tranquilo” pero “la batalla no ha terminado”. “El tratamiento finalizará recién a principios de 2018”, sentenció.

¿Cuáles son tus sensaciones de cara a un nuevo año en la competencia?
Recientemente gané un torneo de Jiu Jitsu. Competí muchas veces en el pasado y eso me ayudó a aprender muchas cosas. Hoy en día mis expectativas son diferentes, quiero divertirme y disfrutar de los eventos.

En su momento aseguraste que “el CrossFit en equipos es el futuro del deporte”. ¿Crees que el futuro ya llegó?
Actualmente creo que la competencia por equipos es una gran parte del CrossFit. Dicho eso, no estoy seguro de que sea el futuro. Sin embargo, no lo puedo negar. De acá a los próximos años imagino la aparición de una gran cantidad de torneos para equipos más que para individuales.

¿Qué cambios hiciste en tu entrenamiento para ser protagonista en este futuro?
Principalmente los hice en mi cabeza, después en la planificación. Costó mucho hacerlo pero una vez acepté hacerme a un lado de la competencia individual me preocupé por formar el mejor equipo que esté a mi alcance. Luego, junto a mis entrenadores, modifiqué por completo los WODs y las sesiones. Dejé de entrenar para eliminar debilidades y acrecentar habilidades para pasar a hacerlo por las fortalezas que podíamos tener como equipo.

¿Cómo mantuviste tu condición física durante tus días en el hospital?
Tuve que ser creativo (risas). Traté de entrenar 20-30 minutos por día a una intensidad máxima. Dependiendo la época hacía WODs sólo con el cuerpo, en el garage o me iba al gimnasio a hacer una clase completa. Tuve muchísimas cosas por las que preocuparme, pero mantener mis aptitudes también fue importante.

¿Y la dieta?
La dieta no se me complicó. Lo que se me complicó fue planificarla. Desde hace varios años que como “a la vieja escuela”. Era cuestión de encontrar el espacio para preparar mis comidas, que principalmente son a base de carne y vegetales. No soy extremista, así que si alguna vez no podía comer lo que necesitaba, me las arreglaba con lo que tenía a mano.

¿Cuánto cambió física y mentalmente Jason Khalipa desde que tomó la decisión de “tomarse un descanso” durante 2016?
Cambié un montón. Ahora tengo un nuevo concepto sobre lo que realmente es importante y lo que es pasajero. Aprendí a entender al otro y no juzgar sus problemas. No somos nadie para decir que las preocupaciones del otro son más o menos importantes que las nuestras. Para cada uno, ese desafío que desestabiliza es el más importante de nuestras vidas. Y no podemos subestimarlo. Pero sobre todo, aprendí que nada es más importante que la familia y los amigos.

¿Te ves nuevamente en el podio de los Games?
No. No me veo. Creo que ya cerré ese capítulo en mi vida. Fue un tiempo donde el compromiso y las condiciones asociadas a ser un atleta full time fueron muy demandantes. Simplemente no puedo dejar que eso vuelva a suceder con todas mis otras preocupaciones a mi alrededor. Alguien podría salir lastimado.

 

Sobre Simon Bermatov

Jóven emprendedor. Meticuloso, polifacético y deportista. Amante de la actividad física en general, la comunicación y la música.

Quizas te interese:

Así le fue a los argentinos en Brazil CrossFit Championship

Tras tres días de competencia, la comunidad argentina cerró su participación en el primer Sanctional latinoamericano con destacadas posiciones. Mel Rodríguez (6ª) y Agustín Richelme (14º) fueron los mejores ubicados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *