Reebok finaliza abruptamente las negociaciones con CrossFit

El principal sponsor de los CrossFit Games decidió terminar sus vínculos con CrossFit HQ tras la polémica por los dichos de Glassman.

Este fin de semana Reebok decidió terminar abruptamente todo tipo de negociación con CrossFit HQ sobre su vínculo con los CrossFit Games y le puso punto final a su relación con la marca. La decisión se dio luego de que los comentarios racistas de Greg Glassman vieran la luz y la comunidad se expresara en contra de esa postura.

Si bien el contrato oficial entre las dos compañías (rubricado allá por 2010) culminaba este año, la intención de continuar trabajando a la par y extender su presencia en el “deporte del fitness” parecía renovar el amor y fortalecer el lazo entre ambas marcas. No obstante, el tweet publicado por el fundador de la disciplina y su mail en respuesta a Alyssa Royse hicieron que la multinacional de artículos deportivos abandonara instantáneamente la mesa de negociación y retirara todo tipo de intención de alianza.

En su web oficial, la marca expresó lo siguiente: “Nuestra alianza con CrossFit HQ llegará a su fin este año. Recientemente estábamos en negociaciones de un nuevo acuerdo, y a la luz de los nuevos eventos, hemos tomado la decisión de terminar nuestra alianza con CrossFit HQ”.

Sin embargo, confirmaron que cumplirán “con obligaciones contractuales restantes en 2020” ya que se lo deben “a los competidores de CrossFit Games, los fanáticos y la comunidad”.

• ¿QUÉ NEGOCIABAN? El patrocinio de los Juegos (naming rights) era sólo una de las cuestiones puestas sobre la mesa. La empresa del Grupo Adidas también solicitaba los derechos exclusivos para producir calzado y prendas de CrossFit y la exclusividad de la indumentaria en los CrossFit Games. En oposición, entregaba regalías sobre los artículos vendidos, un fee anual y los premios económicos del certamen.

• UNA RELACIÓN CONFLICTIVA. En 2018 y en pleno acuerdo comercial, CrossFit y Reebok también se metieron dentro del ojo de la tormenta cuando se vieron las caras en el ámbito legal luego de que la empresa de Glassman denunciara a la multinacional textil por “incumplimiento de contrato”, “incumplimiento de la pacto de buena fe y trato justo” y “violaciones de las Leyes Generales de Massachusetts”, también conocida como la Ley de Protección al Consumidor.

• Te puede interesar: El día que CrossFit demandó a Reebok

• ¿QUIÉN CUBRIRÁ ESTA SALIDA? El contexto en el que se ve sumergido CrossFit no es alentador para pensar en nuevas alianzas. La marca ha perdido más de un millón de dólares en recaudación anual en tan solo unos días y su imagen se ha visto relacionada al racismo. Si bien el lugar que deja Reebok es tentador en una situación común y corriente, en esta actualidad no es atractivo para otras empresas como Nike o Under Armour, que en el caso de buscar relacionarse con la disciplina seguramente lo terminen haciendo a través de otros eventos.

Reebok, por su parte, giró rápidamente el timón y pasó a ser Main Sponsor de Rogue Invitational.

 

Sobre Simon Bermatov

Jóven emprendedor. Meticuloso, polifacético y deportista. Amante de la actividad física en general, la comunicación y la música.

Quizas te interese:

Dave Castro como CEO: el mail que envió a los afiliados y sus primeras decisiones

El nuevo Director Ejecutivo de CrossFit decidió acercarse a los boxes oficiales via mail para sentar las bases de sus próximas decisiones y buscar la unión de la comunidad de cara al nuevo proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *