Home / Atletas / La reflexión de Abbott a un año de su suspensión por dopaje

La reflexión de Abbott a un año de su suspensión por dopaje

La atleta canadiense volvió a referirse al Crossfit en sus redes sociales para compartir lo aprendido en la última temporada, donde no pudo competir por violar las políticas antidopaje.

Cuádruple participante de Games, octava Fittest women on Earth en 2015 y atleta de podio en cuatro regionales consecutivos. Desde su debut en 2014, el palmarés de Emily Abbott no hacía más que crecer ininterrumpidamente, hasta que un presunto resultado por dopaje positivo le puso punto final a su carrera deportiva. A 365 días de dicho acontecimiento, que la hizo reflexionar y dar fuertes declaraciones (“estoy decepcionada con el deporte y su ignorancia“), la pelirroja volvió a referirse al tema.

Con un tono mucho más amigable al utilizado en julio del año pasado, la oriunda de Canadá compartió lo aprendido durante la última temporada y reconoció que esta nueva etapa le ha permitido eliminar su estrés diario, el caos y la búsqueda constante de adrenalina, algo que le permite ver “lo sagrado” de cada día.

En esa línea y con fundamentos mucho más espirituales, Emily también reflexionó sobre el dolor, la persecución inagotable del éxito, su feminidad y la importancia de las relaciones interpersonales en situaciones como la que le tocó vivir. Cabe destacar que por aquel entonces responsabilizó a su pareja por lo acontecido y, amén de verse obligada a cumplir la pena deportiva, terminó la relación de un día para el otro.

Asimismo, Abbott confirmó que su escrito no es más que una forma de expresión ya que no planifica volver a los Games “siquiera en unos años” producto de que “hay cosas mucho más divertidas por hacer”.

LA CARTA COMPLETA

“Ha pasado más de un año desde que el mayor dolor que he experimentado en vida me sacó del mundo competitivo del CrossFit. Y esto es lo que he aprendido:

1. Humildad: Esta experiencia me dio una conexión con la vida y el mundo que me hizo entender que todo mucho más antiguo que yo. Pude eliminar mi estrés diario, el caos, la búsqueda constante de adrenalina y encontré la paz más grandiosa del universo. Ahora veo lo sagrado de cada día y la vida que está frente a mí.
2. El dolor se transforma: Hay 2 tipos de dolor en este mundo. El dolor que duele (que me permitía mejorar en crossfit todos los días) y el dolor que transforma (ser percibido y avergonzado socialmente como una tramposa). A través de este segundo dolor, me he encontrado cara a cara con mi lado más oscuro, mis miedos, mi autocrítica y los patrones habituales poco saludables dentro de mis relaciones que ya no podía ni mantener.
3. Convertirse en un campeón interno: Durante mucho tiempo tuve ciertos ideales y medidas de éxito a través de validación, logros y elogios. Me autolastimaba al estar improductiva o sin buscar mi mejor versión. ¿De dónde vendría mi próxima validación externa? Ahora entiendo cuán crucial es tener herramientas que promuevan el amor propio y la compasión por una misma. Nadie puede hacer eso por ti y cuando esperas que alguien más lo haga, siempre serás miserable.
4. Feminidad divina: Soy producto de una cultura hipermotivada, emocionalmente cerrada y sexualmente negativa donde ‘hacer’ está muy valorado. Simplemente ser, recibir, y sentir ciertas emociones con feminidad era completamente extraño para mí. Abrirle los brazos a eso y aún así honrar mi esencia masculina es un sentimiento increíble.
5. Hay algunas almas realmente grandes en este mundo que aparecen cuando la vida se pone difícil: He podido abrir mi corazón a este tipo de relaciones (familia, amigos, seres queridos). ¡Aprendí a confiar y bajar la guardia, incluso cuando mi ego quería protegerme de los daños! Ser capaz de amar completamente sin importar el resultado da tanto miedo como lo hace el infierno. Además, si pensamos en nosotros mismos… Al haber perdido o experimentado una pérdida, tendemos a aislarnos. Recordemos que todos, sintamos lo que sintamos, estamos conectados a través del aire que respiramos. Y la conexión humana es tan necesaria en tiempos de dolor…

Por el momento, sólo espero que surja algún tipo de defensa para los atletas dentro del deporte de Crossfit, para que en el futuro, culpables o no, sean respetados con el debido proceso y se les dé privacidad después de una prueba de drogas fallida. No quiero que esto suceda y otro atleta se sienta absolutamente indefenso”.

– Emily Abbott

Sobre Simon Bermatov

Jóven emprendedor. Meticuloso, polifacético y deportista. Amante de la actividad física en general, la comunicación y la música.

Quizas te interese:

Los cambios en el reglamento de CrossFit para 2020

La organización presentó su nuevo rulebook a menos de 40 días para el comienzo de otros Juegos.  …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *