Home / Atletas / Sam Briggs se retiró de los Games

Sam Briggs se retiró de los Games

La atleta inglesa confirmó que no volverá a competir.


El anuncio realizado por Sam Briggs hace unos meses paradójicamente vio la luz al mismo tiempo que los focos de la décima edición de los Games comenzaban a apagarse. Con 34 años, un título de campeona y otras cinco competencias en su haber, la inglesa le puso fin a una experiencia de seis años.

Corría mayo de 2009 cuando decidió someterse a la intensidad del CrossFit después de toda una vida dedicada al fútbol, el remo indoor y el running en forma de duatlón o triatlón. Las consecuencias de su pasado aeróbico no tardaron en hacer efecto y rápidamente comenzó a recolectar logros. Tan veloz fue el ascenso que un año después de sus primeros WODs ya estaba clasificada a los Games con un prestigioso segundo puesto regional. Por delante de ella sólo se ubicaba Annie Thorisdottir, quien posteriormente se quedaría con el trofeo en California. En tanto, Briggs terminaría decimonovena, siendo esa la única vez que acabaría fuera del top five.

En 2011, la mujer que comenzaba a ser reconocida por sus grandes bíceps dio el batacazo y trepó hasta el tercer puesto. Logró su primer podio y escribió su nombre en la historia de un estadio que por aquel entonces no llevaba el nombre de StubHub Center sino de Home Depot.

Pero la primera lesión de su carrera le llegó tan rápido como la cima. En consecuencia, su cuarto año en la disciplina fue opacado por una molestia en la rodilla que no sólo aparecería por ese entonces sino también en los meses posteriores. ¿El verdadero problema? Una pequeña fractura en su rótula.

Dice una famosa frase que “la adversidad tiene el don de despertar talentos que en la comodidad hubieran permanecido dormidos, y así sucedió con sus dotes gimnásticos.  A lo largo de su período entre algodones aprovechó para desarrollar habilidades sobre la barra, la soga y las anillas. Como si fuera poco, también abrió su propio box (Train Manchester).

Levemente recuperada, con nuevas aptitudes y su propio espacio para entrenar día y noche, Sam regresó de su descanso para llevarse puesto todo lo que la pondría a prueba a lo largo del 2013. Ganó el Open a nivel mundial con un puntaje casi ideal de seis puntos sobre cinco, obtuvo el tercer mejor score regional sólo por detrás de Camille Leblanc-Bazinet (Canada East) y Nicole Tainatongo (Asia) y ganó los Games por noventa y nueve puntos de diferencia sobre Lindsey Valenzuela.

Una vez más el auge llegó acompañado del apogeo. Después de otro Open con el mejor puntaje del mundo, sus competencias gimnásticas le pasaron factura. Aparentemente el 2012 no le alcanzó para pulir todos los detalles y en 2014 perdió la clasificación a los Games por una mala performance de handstand walk en regionales. Fue la primera atleta ganadora de unos juegos en quedar descalificada durante la etapa previa a los mismos.

Dispuesta a reivindicarse, Briggs realizó una jugada completamente financiada por sus sponsors y tomó un vuelo hacia Miami, Florida, con el único objetivo de volver a los primeros puestos durante 2015. El camino no fue fácil. Nuevo contexto, nuevas temperaturas y nuevas presiones se hicieron presentes. También nuevas lesiones. Durante el Open se lesionó la articulación sacroilíaca y en la previa a los regionales se fracturó el pie.

A pesar de los tropiezos, Sam no cayó ni un puesto. Culminó los Games 2015 en el cuarto puesto y acompañada por Davidsdottir, Toomey, Sigmundsdottir y Webb formó parte del primer top five de la historia dominado por atletas extranjeras. Posterior a aquel logro, Briggs anunció su retiro. Lo hizo suponiendo que podría hacerlo bajo la atenta mirada del StubHub Center, pero jamás imaginó que, como para ser costumbre, tendría que atravesar nuevos contratiempos en su travesía a los Games.

El Open 2016 volvió a encontrarla en los primeros puestos, siendo sólo superada por Jamie Greene. Los Regionales, en tanto, la vieron un poco más desmoronada. El primer WOD lo terminó en el vigesimoquinto lugar y los seis restantes dentro de las mejores diez. Con 566 puntos Sam quedó cuarto y ganó su cupo en el torneo de California. Pero con la clasificación asegurada y la puesta a punto planificada, los tiempos burocráticos vinculados a los trámites de la visa pusieron su participación en suspenso.

Nuevamente apoyada por su principal sponsor (Progenex) Briggs superó el impedimento legal y llegó a fichar en el evento exactamente el mismo día en que cerraban las inscripciones. De ahí en más todo fue una cuenta regresiva; su jubilación como profesional en el deporte ya era un hecho. Si bien debutó con una victoria y se posicionó en el primer puesto durante el anteúltimo día, la inglesa culminó su último torneo en la cuarta posición.

A lo largo de la premiación final se llevó dos trofeos por sus victorias en Ranch Rail Trun (evento inaugural) y Climbing Snail (corrida, trepadas a la soga y empuje del caracol). Durante los reconocimientos, Dave Castro la felicitó por su tiempo en el primer WOD (36’08”), que sólo había sido superado por Mat Fraser (34’10”) y Josh Bridges (35’30”). Aplaudida por los espectadores, Sam dio media vuelta y encaró para el sector donde estaba sentada junto a sus compañeros. Con un poco de ilusión, Kiki Dickson le preguntó a través de los parlantes si era verdad que se retiraría después de esos Games, a lo que ella, convencida, sacudió la cabeza de arriba a abajo y levantando los hombros confirmó que no habrá Briggs durante los próximos jugos.

 

Sobre Simon Bermatov

Jóven emprendedor. Meticuloso, polifacético y deportista. Amante de la actividad física en general, la comunicación y la música.

Quizas te interese:

Ben Garard: “Tal vez lo hacen para que no interrumpa el dominio estadounidense”

El mayor de los hermanos respondió vía redes sociales a las acusasiones que le llegaron tras los resultados por dopaje positivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *